Lunes, 03 de noviembre de 2008



Miguel Marina vende participaciones a través de Internet para deshacerse, en mayo del año próximo, de la vivienda que compró en 2005 en la localidad de Madrid.

Se busca persona solidaria, que por una simbólica cantidad, apenas cinco euros, haga suya la causa de los enfermos de una nueva modalidad de insomnio que está atacando a los ciudadanos de a pie y cuyo síntoma es la incapacidad para conciliar el sueño, mientras imágenes de billetes de 500 euros, casas y recibos bancarios bailan en su mente.

A cambio, se ofrece piso de 75 metros cuadrados (60 útiles), en Ciempozuelos (Madrid), que se comercializa por 200.000 euros pero por el que sacaría 320.000 euros, con dos dormitorios, a partir del 15 de mayo de 2009.

No es una broma, “sino el asunto más serio que me he visto obligado a hacer en la vida... Sortear mi piso”, asegura Miguel Marina, en su página web.

Inseguridad laboral
La decisión de Marina, un ciudadano anónimo, es fruto de una cadena de infortunios. “En 2005, me compré un piso, después de trabajar incluso los fines de semana. A día de hoy, abril de 2008 y debido a los altos intereses y a la poca seguridad laboral, que me ha llevado al paro, me veo obligado a deshacerme de él, pues no puedo hacer frente a la señora hipoteca”, explica el propietario. Esto, unido a la ausencia de un comprador, le ha llevado a maquinar una innovadora solución.

Participaciones
“La idea es sencilla: he dividido el coste de mi piso en participaciones, a un precio de cinco euros”, reza su web. Así, cualquier interesado puede optar al sorteo, que se celebrará ante notario el 15 de mayo del año próximo, si Marina ha logrado para entonces vender las 64.000 participaciones. En caso negativo, el plazo de venta se ampliará 90 días y así sucesivamente hasta que todos los boletos hayan sido adquiridos. “El ganador se llevará el inmueble libre de cargas y, además, disfrutará de una plaza de garaje en el mismo edificio”, ofrece.

De momento, ha vendido ya 1.800 papeletas, valoradas en 9.000 euros, a través de Internet, la única vía para participar en el sorteo, y sin limitaciones. Y aún hay más, quien compre 500 participaciones obtendrá publicidad gratuita en la web durante un año. “Tú puedes tener un piso y yo puedo recuperar el sueño; ése es mi trato”, advierte Marina, que ve un poco más cerca su objetivo de liberarse del “estrés financiero” que sufre.

Original
· Para pagar su hipoteca, Miguel Marina vende 64.000 papeletas, a un precio de cinco euros.
· Si las vende, obtendrá 320.000 euros, frente a los 200.000 en los que está valorada la vivienda.

Fuente: Expansión.com

Madrid estudiará si es legal la venta de un piso en una rifa en Internet

Sorteo piso en Ciempozuelos

La Consejería de Hacienda de la Comunidad de Madrid, de la que depende la Ley de Apuestas, ha asegurado que la iniciativa de un joven madrileño, Miguel Marina, que está a punto de perder su piso y ha decidido rifar el apartamento de 57 metros cuadrados que tiene en Ciempozuelos, resulta, al menos, "peculiar". A pesar de las sospechas, Marina, que está en paro y no puede pagar su hipoteca, quiere vender 64.000 papeletas de 5 euros. Con ese dinero, cancelará, dice, su deuda y el ganador se quedará con un piso que le habrá costado 5 euros.

"Es la primera vez que nos encontramos con un caso así y tenemos que estudiar si se adecua a la legalidad", según ha explicado un portavoz. Y es no existen garantías de que el sorteo se celebre a pesar de estar previsto para el 15 de mayo de 2009. Según lo que recoge en su página web, Manuel Marina sólo rifará su piso "en el caso de haberse completado la venta de la totalidad de las [64.000] papeletas". Además no especifica qué hará con el dinero ganado en el caso de que queden boletos sin vender. Hasta ahora, ha venido 18.000 participaciones, lo que significa que ha ganado 90.000 euros.

"En el año 2005, me compré un piso. Después de trabajar incluso los fines de semana, (y digo incluso por no decir también, a día de hoy, abril de 2008) y debido a los altos intereses y a la poca seguridad laboral, la cual me ha llevado al paro, me veo obligado a deshacerme de él. No puedo hacer frente a la señora hipoteca. He intentado venderlo pero no me llama ningún comprador. Quien sí me llama, cada mañana, es el señor director del banco preguntando por su dinero. Después de más de una noche sin dormir y sufrir un estrés financiero que riéte tú de Julián Muñoz y pandilla, he llegado a la determinación de coger el toro por los cuernos y hacer frente a esta deuda utilizando algo de ingenio que aún me queda... porque otra cosa, ...no me queda... sortear mi piso", escribe el propio Miguel Marina, que ha asegurado haber contactado con un notario para asegurarse que todo lo concerniente a la rifa es legal, en la página elpisodeloscincoeuros.com

 El piso, según se detalla en las bases del sorteo, tiene una superficie construída incluida zonas comunes de 73 metros cuadrados y útiles de 57 metros cuadrados. Se compone de pasillo, salón comedor, dos dormitorios, cocina, baño, aseo, terraza y tendedero y, además, una plaza de garaje.
Fuente: El país.es


Publicado por Bigard @ 14:39  | Vivienda
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios